martes, 10 de diciembre de 2013

Juan Abreu Lo Dice Mejor - Mandela

Desde hace algunos años leo asiduamente "Emanaciones", el sitio donde Juan Abreu "descarga" simpáticas e irreverentes notas que dan a mi vida el placer de saber que alguien piensa y habla como me gustaría hacerlo a mi.

Juan es un tipo con mucha suerte, fue amigo de Reinaldo Arenas y de Mario Chanes de Armas. A propósito de Mandela ha dicho mejor que nadie una gran verdad. Gracias Juan!

Mario Chanes de Armas estuvo preso treinta años en las cárceles de los Castro. En jaulas, en gavetas, en agujeros, golpeado y torturado y esclavizado, quiero decir condenado a trabajo forzado como un esclavo. Treinta años. Más tiempo que Mandela. Treinta años. En condiciones mucho peores que las que padeció Mandela. Treinta años. Y siempre digno, y siempre honrado, y siempre firme y generoso y valiente en medio de aquel infierno. Abundan los testimonios.
Tuve el honor de conocer a Mario Chanes. Un hombre sorprendente, dulce, amigo del perdón y amigo de la reconciliación. Como Mandela. Un hombre que combatió la dictadura de Batista y la dictadura de Castro. Un hombre que no apoyó ni fue amigo de ningún dictador.
Mario Chanes ya estaba en la cárcel cuando nació su único hijo, y seguía en la cárcel cuando su hijo murió a los 22 años. En la cárcel también supo de la muerte de sus padres y de su hermano. No llegó a conocer a su hijo. Castro, el amigo de Mandela, negó siempre el permiso para que se conocieran.
Hablo de Mario Chanes de Armas porque ha muerto Mandela y están en lo de honrarlo. Y como todos hablan de lo grande que fue Mandela me parece necesario hoy decir aquí que sí, que seguramente es verdad que Mandela fue un hombre grande. A pesar de su amistad con Castro. A pesar de su silencio cómplice y miserable respecto a las víctimas de su amigo Castro.
Un hombre grande, Mandela, sí. Pero un hombre grande que no le llegaba ni a la suela de los zapatos a un hombre como Mario Chanes de Armas.

http://www.emanaciones.com/1611

lunes, 11 de marzo de 2013

Suerte Henrique!



Debe ser que ando masoquista porque no paro de leer las noticias de Venezuela. Siento pena ajena por muchos de mis amigos venezolanos en Calgary, son trabajadores, talentosos y generosos. No hay mejor fiesta que una organizada por ellos, te sientes en familia aunque recién los hayas conocido.

Resulta que el candidato Presidente Maduro llora en su discurso cuando presenta su candidatura, se declara conectado con Chávez (espiritismo no? ) y de paso le pide 10 millones de votos a los venezolanos.

Ese es un número maldito, si supiera Nicolás. Tenía yo 10 años cuando vi los mayores despilfarros tratando de alcanzar el mágico número 10… Como la camiseta de Maradona.

El sistema inventado por los Castro es malévolo, germina en él la mediocridad, la envidia, el odio y es casi perfecto. Imagino que Capriles no salva a Venezuela, pero que al menos lo intente me hace sentir bien. Suerte Henrique!

miércoles, 6 de marzo de 2013

Entrada en la Historia

Desde que nací ha sido una constante que las personas que menos me agradan o más daño me ocasionan no mueran.

Se enferman por mucho tiempo, se curan y sufren, pero ahí siguen. Ayer, con la muerte de Chávez la regla se ha roto. Había dicho, porque se lo escuché a Jaime Bayly, que mi candidato era el cáncer, que era ese quién iba a ganar las elecciones. Me equivoqué, no le ganó las elecciones, le dió un golpe de estado como bien dice la revista humorística The Onion.

Enseguida mis amigos más conservadores me van a pedir que no me alegre, que no festeje el trágico acontecimiento, que no está bien. No sé si sus opiniones están sesgadas por el temor de saber nuestra propia muerte más cerca cada día u otras razones éticas que desde luego, respeto.

Es que Chávez no ha muerto, lo suyo fue una "entrada en la Historia como Prócer de Nuestra América" según el Granma. Eso suena a fiesta, chévere. Ya les voy pidiendo de antemano que cuando me muera echen mis cenizas al mar, al recordarme podrán decir que estoy jugando con Flipper el delfín, que me deleito escuchando a la orquesta que se hundió con el Titanic o que le estoy leyendo el libro de Orianna Fallaci a Bin Laden que también anda por esos lares.

La emigración venezolana es abundante en Calgary, la mayoría son ex-empleados de PDVSA. Otros que he conocido huyeron de Venezuela luego de que el este nuevo prócer dijese:

 Este edificio qué es? Exprópiese Sr. Alcalde



No es morir perder todo lo ahorrado con el trabajo honrado a manos de un dictadorzuelo que beneficia a los pobres regalando lo que no es de él?

Esos que ya se fueron sin tanta gloria ni cobertura periodística merecían un trato justo, legal y honrado que no tuvieron. Espero que haya otra dimensión para aquellos que murieron tristes luego de que Chávez expropiara sus empresas y que, no se lo encuentren de nuevo!

No está bien alegrarse por el muerto, de acuerdo, yo me alegro del alivio que me causa saber que hay un malo y mentiroso menos en este mundo. Así me alegraré cuando le suceda lo mismo a los que le quitaron las casitas que rentaba mi abuela y la bodeguita a mi Papá, ellos saben quienes son.

viernes, 15 de junio de 2012

Estudia, Trabaja, Descansa

Estudia

Es puerta de la luz un libro abierto:
entra por ella, niño, y de aseguro
que para ti serán en lo futuro
Dios más visible, su poder más cierto.

El ignorante vive en el desierto
donde es el agua poca, el aire impuro:
un grano le detiene el pie inseguro;
camina tropezando: ¡vive muerto!

En ese de tu edad Abril florido
recibe el corazón las impresiones
como la cera el toque de las manos;

estudia y no serás cuando crecido
ni el juguete vulgar de las pasiones,
ni el esclavo servil de los tiranos.


Trabaja

Trabaja, joven, sin cesar trabaja;
la frente honrada que en sudor se moja,
jamás ante otra frente se sonroja
ni se rinde servil a quien la ultraja.

Tarde la nieve de los años cuaja
sobre quien lejos la indolencia arroja;
su cuerpo al roble, por lo fuerte, enoja;
su alma del mundo al lodazal no baja.

El pan que da el trabajo es más sabroso
que la escondida miel que con empeño
liba la abeja en el rosal frondoso.

Si comes ese pan serás tu dueño,
mas si del ocio ruedas al abismo,
¡todos serlo podrán, menos tú mismo!


Descansa

Ya es blanca tu cabeza, pobre anciano:
tu cuerpo, cual la espiga al torbellino,
se dobla y rinde fácil: ya tu mano
el amigo bordón del peregrino.

Maneja sin compás, y el aire sano
es a tu enfermo corazón mezquino...
deja la alforja, ve, descansa ufano
en la sombreada orilla del camino;

Descansa, sí; mas como el sol se acuesta,
viajero como tú, sobre el ocaso,
y al rastro que le sigue un rayo presta;

abre así con amor tus labios viejos,
y alumbra al joven que te sigue el paso
con la bendita luz de tus consejos.

Elías Calixto Pompa (Guatire, 1837–Caracas, 1887)

lunes, 7 de noviembre de 2011

De Calgary a La Habana


Mucha la distancia entre ambas ciudades, he pagado casi 43 dólares por enviar unas 10 hojas de 5 por 7 pulgadas, muestras de papel para un amigo que quiere publicar un libro y aún no las tiene en sus manos, disfruten el "tracking".

viernes, 21 de octubre de 2011

PALO Camina Con Los Codos

Hace mucho que no escribo en el blog. Dudo que alguien, excepto yo y los que tratan de poner comentarios con propaganda, lo lea y disfrute.

Por si acaso ahí les va esta. La canción me gusta mucho, en otras partes no saben qué es caminar con los codos, como si fuera poco, el Fonomemeco Gilberto Reyes nos regala una actuación de lujo, este comentario de Facebook lo dice en inglés.

Steve Roitstein ‎Jennie H Llopiz - Working with Gilberto Reyes was so much fun! He's really funny, brilliant, and down to earth. We had ZERO budget to shoot this video and he was down with everything we wanted to try, and also had fantastic ideas of his own, many of which ended up in the video. It may not be obvious, but Gilberto is a great theater actor. It's not easy to act in a video when you can't speak!



Pinche Aquí Si Quiere verlo en Youtube

miércoles, 13 de abril de 2011

¡La culpa es mía!


Hace unos años decidí contar pequeñas historias que llamé “5 minutos en la vida de Juanca”. Le perdí el rastro a los correos originales y de cierto modo comencé a insertar esas ideas en cartas a los amigos y en algunos artículos en mi blog.

Mis “cortos” narran que al levantarme descubro que tengo electricidad (sonó la alarma) que si se fue la luz no me enteré y las pilas del despertador están buenas. Duermo en un cuarto que tiene puerta y baño independiente con espejo, agua fría y caliente, jabón, shampoo, crema de afeitar “gillette” y cuchillas nuevas que no me arañan la cara.

Otro cuenta que al acostarme me gustan las sábanas de algodón que tienen muchos hilos, que no veo las noticias porque me dan pesadillas, solo algún DVD interesante o los canales de Discovery.

Había olvidado mis “cortos”, por eso me faltó decir que últimamente leo en la cama todos los PDF que tengo en español con mi iPad para dormirme soñando que vivo alguna de las aventuras que cuenta en sus libros Carlos Ruiz Zafón, o releo los clásicos de la literatura.

Otros cortos deberían relatar cómo en unos pocos minutos puedo filmar y editar películas en alta definición para más tarde subirlas a youtube donde todos mis amigos libres pueden disfrutarlas ayudado por una Canon 7D y un iMAc, sin la anuencia del ICAIC o del ICRT.

Siempre evité el tema de la comida porque “carne” para los cubanos de la isla es un nombre femenino que solo compran en el mercado negro, a veces, cuando pueden. Si le añado adjetivos como “Alberta AAA” o “Prime Rib” siento que los torturo y no me gusta el abuso psicológico, de ese ya tienen bastante.

Me complace pensar que esas pequeñas historias catalizaron la noticia que recibí ayer. Escapó de Venezuela (vía Bogotá) la hija médico de unos amigos que vivían convencidos de que no había para Cuba mejor gobierno que el actual. La madre con ese olfato exquisito de las mujeres sabe que su hija ha hecho bien yéndose a Estados Unidos. El padre está afligido y teme por su niña en el capitalismo feroz y en crisis.

Como mucho de ustedes creo que estamos viviendo tiempos difíciles. También me angustia pensar lo poco estable que son los trabajos y ver que se encarece todo de la noche a la mañana porque en un país tan lejos de Canadá como Libia quieren derrocar al dictador o Japón es sacudido por un terremoto descomunal.

Tras más de cincuenta años de promesas incumplidas las generaciones del “hombre nuevo” no esperan nada del gobierno de los “hombres viejos”. Mientras ellos compran tiempo prometiendo reformas, lineamientos, cambios y otras mejoras al “modelo”, los jóvenes no tienen esperanzas ni ilusiones. Saben que el bienestar negado a sus padres, le será negado a ellos.

Escapad gente tierna, que esta tierra está enferma, no esperes mañana lo que no te dio ayer…